miércoles, 25 de febrero de 2015

Para quererme...



{Para quererme, usted me tiene que vaciar primero: girarme al revés como una alcancía, sacudir cada broma terrible, cada miedo y preocupación, cada recuerdo de la infancia: desde las esquinas de las calles más oscuras hasta aquellos lugares que los extranjeros no pueden o no les importa alcanzar o pasear...  Pero, claro, entiendo que el valor sea un rasgo recesivo que puede tomar años en aparecer.}

Ilustración by Alejandra Alarcon

domingo, 22 de febrero de 2015

Antes que termine febrero





Más allá de los emoticones de corazones, este febrero ha sido para reflexionar. Si, mientras se prepara un mensaje o se trabaja en una campaña alguien como yo acaba lleno de muchas reflexiones, nuevas preguntas y muy pocas respuestas. Más aun si se trata del amor romántico que, como el machismo, jode la vida en muchas escalas y distintas intensidades. Si, como los terremotos. 

lunes, 26 de enero de 2015

“Abstenerse gordos, asiáticos y afeminados”

fotograma del video tomado de manhuntdiario.com

 Desde hace rato quería echarle un ojo de crítica feminista a las app y webs de contacto gay. Porque si hay algo de lo que hay que estar claro es que ser gay no es sinónimo de ser “anti-machista”, “anti-patriarcal” y claro está que diversidad tampoco significa equidad. 

Se ha viralizado un video que pretende, de forma muy divertida, representar cómo serían nuestras prácticas de ligue virtual en lo real. Y como resultado podemos ver, además de lo ridículo que solemos ser, el racismo, xenofobia  y machismo de lo que también está hecho el universo gay.

domingo, 18 de enero de 2015

Algunas reflexiones sobre la identidad trans




 Yo sé que en cualquier lugar del mundo donde yo sea explícita y abiertamente homosexual estaré expuesto a discriminación y violencia. Y sé que mientras más me aleje de lo estereotipado en cuanto a mi género asignado más vulnerable estaré. Donde quiera que esté. Es una realidad. Y, lo quiera o no, tendré que lidiar con la homofobia inclusive de mis amigos, compañeros de trabajo y familiares. Homofobia de todos lados, incluyendo de la gente que quiero y, a lo mejor, de mí mismo. Sin embargo, las expresiones de homofobia siempre son difíciles de evidenciar y suelen camuflarse bajo motivos más superficiales.